El Buceo Recreativo y la Flotabilidad Neutra

La gran expectación de todo aquellos que han terminado un curso de buceo es dominar su posición en el agua. Así es como la búsqueda de una flotabilidad neutral se convierte en el primer objetivo de los buceadores. Combinar un Jacket (o chaleco hidrostático) con el lastre adecuado es fundamental para una inmersión segura. Aquí explicaremos como elegir un buen chaleco y su utilización. Conocer el lastre adecuado es un tema que se trata en todos los cursos básicos de submarinismo.

¿Por qué utilizar un Jacket?

La principal función del chaleco es compensar la perdida de flotabilidad que se produce cuando nos sumergimos y la presión del agua ejerce su efecto. El traje de neopreno se comprime, disminuyendo su volumen y restando flotabilidad a nuestro cuerpo. Tampoco una botella llena de aire pesa lo mismo que una vacía.

Importancia de un correcto uso

Gran parte de los accidentes de buceo están asociados con el jacket, y generalmente por un uso incorrecto. Algunos causados por el desconocimiento del usuario acerca de su funcionamiento, cuando es una de las piezas fundamentales de nuestro equipo. Aunque tengamos el mejor equipo, de nada nos sirve sin el conocimiento necesario para utilizarlo.

Uso del Chaleco

El chaleco normalmente posee un botón para agregar aire en su interior y varias válvulas para expulsarlo. En caso de fallo del botón de llenado, siempre es posible introducir aire directamente con la boca. También ante un fallo del chaleco, podemos contrarrestar la perdida de flotabilidad eliminando parte del lastre de nuestro equipo (cuestión abordada en los cursos de buceo como ascensos controlados).

Todo buceador sabe que la velocidad de ascenso debe ser controlada, hoy en día utilizamos los ordenadores de buceo como referencia para ello. Si estamos en el fondo, y apretamos indiscriminadamente el botón de llenado, comenzaremos a subir a una velocidad cada vez más rápida, aunque no sigamos agregando aire. El Aire de nuestro chaleco al ir subiendo se expande, lo que provoca mayor flotabilidad. Si no somos capaces de eliminar el exceso de flotabilidad, el ascenso será peligroso.

Fundamental un curso de buceo

Las prácticas de flotabilidad que se realizan en los cursos son fundamentales para evitar un ascenso descontrolado. En estas inmersiones, es donde el alumno se familiariza con el equipo y su utilización. Cuando desees adquirir tu propio equipo de buceo, no dudes en consultar con tu instructor, suelen ser personas experimentadas y pueden aconsejarte para que realices una compra adecuada a tus necesidades. Una vez tengas elegido el modelo adecuado a tus necesidades, puedes utilizar un comparador de precios como mibuceo.com para conocer la mejor oferta.

Características necesarias

El Jacket es una parte del equipo, que además de ser costosa, te acompañará durante mucho tiempo, siempre y cuando hagas una buena elección acompañada de un buen mantenimiento. Lo principal es que debe ser cómodo, ajustarse bien a tu cuerpo (teniendo en mente el grosor de nuestro traje de buceo). No debe apretarnos, ni tampoco quedar tan flojo como para que se escurra de nuestro cuerpo.

Todos los modelos tienen diferentes tallas, y dentro de las tallas se pueden ajustar bastante. Una persona promedio, puede utilizar chalecos hasta de 3 tallas diferentes sin mucha dificultad, aunque siempre tendrá uno que será ideal a su cuerpo.

Una mala elección

Un BCD (Dispositivo de control de flotabilidad por sus siglas en inglés) excesivamente grande, o demasiado pequeño, siempre es causa de problemas. Un buceador con un chaleco muy ajustado o escurridizo, estará con tensión bajo el agua, preocupado de los incordios producidos por el dispositivo. Debemos tener claro que el chaleco, además de permitirnos llevar la botella en la espalda, es nuestra herramienta para controlar la flotabilidad. Una buena flotabilidad es la base de cualquier buena inmersión.

Trajes de Buceo

A forma de ejemplo, un submarinista que utiliza un traje de 7mm, requiere unos 8/10Kg de lastre para una flotabilidad neutra en superficie. Si llevamos ese mismo submarinista a los 40 metros, el traje perderá unos 6/8Kg de flotación, lo cual deberá ecualizar, agregando aire a su chaleco.

La capacidad de compensación de flotabilidad de un modelo a otro varía, aunque suelen rondar los 15 a 18 litros (unos 15 a 18 Kg contrarrestados). Esta capacidad de acumulación de aire, debe realizarse de forma segura mediante un chaleco robusto.

También es importante la hidrodinámica del equipo o, en otras palabras, la resistencia al avance que presenta nuestro cuerpo con todo el equipo puesto. Esta puede verse modificada por la forma del chaleco, causando mayor cansancio y un mayor consumo de aire.

El chaleco en superficie siempre será más incómodo, debido a que el aire es presionado por el agua superficial hacia la parte superior. El aire debe repartirse lo más cerca posible del centro de gravedad del buzo. Para ello, la forma del chaleco y el estilo del buceador influirán en gran medida.

Otros detalles

El color, aunque es algo personal, puede ser de gran ayuda para que nuestro compañero nos identifique. Las bandas brillantes permiten una mejor visualización en inmersiones nocturnas o de poca visibilidad. Los colores llamativos y reflectantes a su vez, facilitan las operaciones de rescate.

Existen en el mercado modelos con características especiales. Por ejemplo, para el buceo técnico suelen tener mayor capacidad de flotación, debido al peso de los equipos que se lastran. También la calidad de los materiales, su resistencia, tejidos con múltiples compuestos y mecanismos de última generación, son detalles que no siempre son necesarios en un buceo recreativo esporádico.

El mejor consejo para una flotabilidad perfecta es una buena elección del material (no siempre lo más caro es lo mejor), bucear dentro de tus límites y muchas inmersiones para mejorar tu técnica.

El Buceo Recreativo y la Flotabilidad Neutra
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *