Las Plantas de Jardín más Resistentes al Frio y Calor
Planeta

Las Plantas de Jardín más Resistentes al Frio y Calor

Las plantas son el elemento esencial que puede llegar a complementar cualquier estructura decorativa, ya sea, paredes, estantes o pérgolas instaladas en el patio, jardín, terraza o porche.

Las pérgolas, ya sea, de madera o metálicas pueden ser adornadas con distintas plantas para darle una agradable vista y estancia, aunque las fabricadas en madera son las más elegidas por su toque rústico.

Además, de cumplir con otras funciones como mantener fresca el interior de la misma protegiendo un poco de los rayos solares para pasar un rato agradable, su diseño se puede modificar un poco para incorporar plantas naturales a su decoración.

Para que esto sea posible solo se deben sustituir los accesorios como cubiertas de techo o cortinas con plantas trepadoras o enredaderas, otra opción es que adornen alrededor evitando que se concentre el calor y lo hagan un lugar más cálido y totalmente fresco rodeado de elementos naturales ideal para pasar mañanas o tardes.

Tipos de plantas de Jardín

Estas plantas deben ser capaces de resistir la variación del clima, tanto al frío como el calor, para qué puedan de esta manera permanecer intactas y así tener una vista agradable del lugar en cualquier época del año.

Existe una gran variedad de plantas que pueden cumplir la función de ofrecer sombra y frescura, ya sea, en época de verano o invierno, entre las cuales se encuentran:

El jazmín chino

Una planta que no debe faltar en la pared de algún jardín o debajo de tu nueva pérgola. Se caracteriza por poseer flores con un agradable olor y crecen fácilmente en lugares donde puedan tener luz solar directa, por lo que las hace ideal para adornar exteriores.

Pueden crecer muy rápido, además de ser podadas fácilmente cuando amerite, es importante mencionar que esta no debe ser cortada mientras florece.

La hiedra

Es una planta trepadora que puede adaptarse a cualquier clima, ya que, puede crecer en lugares de poca luz o con mucha luz solar.

Es una planta ideal si estás buscando conectarte aún más con la naturaleza, ya que, puede ser utilizada en algunas ocasiones en un techo para pérgolas adosadas a la pared o instaladas de manera independiente.

La hiedra es la más recomendada si lo que quieres es que tu pérgola quede totalmente protegida contra los rayos solares, ya que, te proporciona mucha sombra.

Para su riego no se requiere de una gran cantidad de agua, se pueden regar cada dos días durante el verano y en inverno solo una vez al día.

El Espino de fuego

Un arbusto ideal para plantar en lugares con poca o mucha luz, soportando así todo tipo de suelo, además puede ser podado fácilmente para darle la forma que desea.

Su riego es muy sencillo, ya que, es una planta que no necesita mucha agua para su crecimiento. El espino de fuego, puede ser ideal para ambientes o lugares exteriores en cualquier época del año.

Rosal

Aunque no es una planta trepadora, también es una buena opción para adornar los jardines, ya que puede ser sembrada cómodamente en macetas, algunas colgantes para que puedan quedar perfectas en una pérgola o pared del jardín.

Lavanda

La lavanda, es otra increíble planta que puedes sembrar alrededor de tu porche o pérgola de jardín, puede llegar a crecer 1 metro de altura, esta planta posee flores de color morado que pueden aparecer tanto en primavera como en verano.

Pueden ser regadas pocas veces, porque para ellas el agua constante no es necesaria. Además, pueden permanecer en temperaturas de hasta -5 grados o en altas temperaturas.

Aspidistra

Originaria de China y Japón, es una planta que puede llegar a crecer hasta 60 cm, de color verde y tiene flores de color azul. Una planta excelente para decorar caminos o bordes de terrazas, pérgolas o paredes de jardín.

Su color y tamaños son ideales para combinar con cualquier otro tipo de planta, además crece en lugares donde haya sombra y luz, resistiendo así a altas temperaturas de hasta 40º C y bajas temperaturas de 10º C.

La adelfa

La Adelfa, es un arbusto que puede llegar a crecer hasta 6 metros. Es ideal para zonas abiertas como patios, sus flores son el atractivo principal y pueden florecer durante la época de primavera y verano.

El riego consiste en 3 veces por semanas, resistiendo temperaturas bajas de hasta -12º C y temperaturas altas de hasta 40º C, pueden ser un complemento perfecto para completar diseños de jardín que le den una vista calidad al lugar.

El arce japonés

Es un arbusto que llega a crecer de 5 a 10 metros. Una planta que se recomienda sembrar en espacios amplios, ya que te otorgará sombra y buena estética a la vez. Sus hojas palmadas pueden cambiar de color en épocas como el otoño. Puede soportar temperaturas tanto altas como bajas sin ningún tipo de problema, manteniéndose intacta en cualquier época del año.

Aspidistra

Con hojas largas que pueden llegar a medir 60 cm, es una planta que cabe perfectamente en una maceta totalmente resistente al frío y calor.

El riego es muy sencillo, no requiere de un excesivo contenido de agua, además, puede quedar perfectamente en el borde de caminos o si lo prefieres, puedes crear estantes especiales donde quedaran perfectas.

Campanilla de invierno o galanthus

Una planta que puede estar tanto en frio como en calor.  La campanilla de invierno presenta hermosas flores de color blanco, es común verlas en las barandas de algún balcón o terraza, aunque también pueden incorporarse en el interior de pérgolas, sembradas en macetas sin ningún tipo de problema.

La Tecomaria

Un arbusto con flores de color rojo que adorna terrazas o jardines. Puede ser un arbusto o planta trepadora a la vez. Puede sobrevivir a ambientes con temperaturas altas o bajas. Además, puede ser sembrada en macetas colocadas en estantes adosados a la pared o simplemente en partes del jardín que den una vista muy agradable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *