spot_img

¿Es posible mejorar la receptividad uterina?

La naturaleza nos ha dotado con todos los elementos necesarios para que un hombre y una mujer puedan concebir un bebé sin problemas, pero en algún momento es posible que estos procesos se vean afectados por circunstancias atenuantes, como es el caso de una baja receptividad uterina.

¿Es posible vencer este obstáculo y lograr llevar a término un embarazo con este precedente? En este Post aprenderás sobre la receptividad uterina, causas de su infertilidad y cómo mejorar dicha receptividad para lograr la concepción.

¿Qué es la receptividad uterina?

La receptividad uterina o endometrial es la capacidad que posee el endometrio de interactuar con un óvulo fecundado para lograr su implantación, lo que a su vez permitirá el desarrollo de la gestación. La implantación debe ser lo suficientemente fuerte para garantizar la estabilidad del desarrollo del embrión durante toda su gestación hasta el parto.

El tejido endometrial sufre distintos cambios a lo largo del ciclo menstrual y se hace receptivo en un período llamado ventana de implantación. En un principio se prepara como mucosa para producir la implantación de un embrión.

En caso de ausencia de este último, se transforma en desecho para finalmente ser evacuado por medio del período o menstruación.

Evidentemente si el endometrio presenta alguna anomalía, tendrá poca receptividad y no permitirá la implantación de los óvulos fecundados, ocasionando abortos involuntarios.

Este intrincado proceso está explicado de una forma muy simple, sin embargo, este es mucho más complejo. Conoce mifertilidad.es donde hallarás una explicación mucho más detallada de estos procesos y los métodos más efectivos para lograr un embarazo exitoso a pesar de poseer un endometrio no receptivo.

Las hormonas y la receptividad endometrial

Entre los principales entes reguladores de la receptividad endometrial están las hormonas femeninas, específicamente los estrógenos y la progesterona.

En la primera fase del ciclo menstrual los estrógenos se encargan de producir el endometrio para preparar el útero para la llegada de un embrión a la implantación. La poca producción de este puede hacer infértil el útero.

Por otro lado, la liberación de progesterona posterior a la ovulación permitirá las condiciones idóneas de adhesión para la implantación. Pero este debe ser regulado, pues un exceso de progesterona también afecta negativamente la receptividad uterina.

Causas de una baja fertilidad uterina

Existe una gran variedad de factores que afectan la fertilidad uterina. Entre ellas podemos destacar las siguientes:

  • Deformación genética
  • Irregularidad de la cavidad uterina (miomas, pólipos, sinequias, etc.)
  • Infecciones o inflamación.
  • Enfermedad inmunológica
  • Presencia de microbios, bacterias u hongos
  • Afectación de la coagulación

¿Cómo saber el estado de la fertilidad uterina?

Evidentemente una pareja que está presentando problemas para concebir debe acudir a un profesional de la salud para realizar ciertos estudios que revelarán las causas de la infertilidad. En el caso específico de que se sospeche de la capacidad de recepción del útero, la paciente recibirá la orden para realizarse una serie de exámenes de descarte.

Entre los estudios realizados para evaluar la salud del endometrio está la ecografía y la histeroscopia. También es común la realización de exámenes de histología o inmunología.

Los avances tecnológicos igualmente han permitido aplicar ciertas técnicas para el estudio del genoma que arrojan resultados muy específicos. Entre estos estudios avanzados figuran: estudio de la microbiota, estudio del ARN y el estudio de la proteómica.

Queda claro que cada elemento y proceso que debe coexistir en el útero para que se presenten las condiciones idóneas y así obtener una buena fertilidad uterina es digno de admirar. Y aunque es cierto que a veces estos procesos fallan, es un alivio contar con asistencia basada en la ciencia y la medicina que permita regular las anomalías y lograr una feliz concepción.

Lidia Ariza Aguado
Licenciada en Ciencias de la Información, periodista especializada en salud, nutrición y bienestar, desde hace años escribo intentando ofrecer informaciones que resulten amenas, interesantes y útiles.

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otros artículos relacionados