spot_img

¿Cuándo es el mejor momento para dejar la silla de paseo?

La silla de paseo es una herramienta indispensable para llevar a tu peque a todas partes. Sin duda alguna, reporta muchas ventajas, pero ¿cuándo es el momento adecuado para dejar la silla de paseo?

En esta entrada te daremos algunos consejos para que los paseos con tu hijo sean a pie y no en la silla de paseo.

Cuándo dejar la silla de paseo en casa

Durante el desarrollo del crío es habitual cambiar la silla de paseo, en general se suele cambiar alrededor de los 6 meses, cuando el niño ya tiene mayor control sobre sus extremidades. 

Hay distintos tipos de sillas, las cuales se adaptan al tamaño del niño, así como a todos los presupuestos. Si deseas cambiar la silla de paseo o adquirir la primera para él o ella entra en carritosbaratos.

Ahora bien, debes saber que el tiempo para dejar por completo la silla de paseo dependerá de cada niño. Precisamente eso es lo que convierte esta decisión en algo difícil. Es cierto que es mucho más cómodo transportar al niño en su silla y no a pie. Pero, si le dejas la silla por mucho tiempo puedes afectar su desarrollo físico y mental.

 La edad habitual para dejar por completo la silla de paseo es a los 3 años. Claro, hay niños que pueden dejarla antes, quizás porque viene un hermanito o porque empezó a caminar más temprano. De cualquier forma, la decisión dependerá de tu hijo. 

¿Cómo dejar la silla de paseo?

La verdad es que saber cuándo dejar la silla es lo más difícil, en cambio cómo dejarla es un proceso natural. Te daremos algunos consejos para que puedas realizar este proceso fácilmente.

Invitalo a caminar dentro de casa

El primer paso que debes implementar para que tu hijo empiece a ser autónomo es invitarlo a caminar dentro de casa. Este proceso puede ser muy estresante, ya que requiere de toda tu supervisión para que no se lastime o rompa tus apreciados adornos, pero es un paso necesario. 

Dedica al menos 3 horas a esta actividad, pero divide esas tres horas en varias sesiones al día.

Da un paseo al vecindario

Cuando percibas que tu hijo ya tiene mayor dominio en cada paso, puedes hacer paseos breves fuera de casa. Evita las avenidas o calles muy transitadas, pues en esta etapa están explorando el entorno. 

Lleva el carrito, de este modo si tu hijo se cansa muy pronto puedes llevarlo allí. Recuerda que los pasos pueden ser bastante cortos y ellos suelen cansarse con facilidad.

Los niños que viven en el campo tienden a caminar más rápido porque gozan de mayor espacio seguro, en cambio los padres de ciudad tienden a dejar a los niños más tiempo en la silla porque es más cómodo y rápido hacer sus compras.

Llévalo al parque

Tu prueba piloto va a hacer la visita a un parque, si tu hijo camina y corre seguro es el momento de dejar la silla en casa. El parque o área de juego tiende a ser un lugar divertido para ellos. Míralo a una distancia segura y permite que él pueda caminar o correr.

Claro, sus pasos siempre serán algo más lentos que los tuyos, no pierdas la paciencia. Es natural que en los primeros paseos lejos de casa tu hijo se canse un poco. Pero bastará con cargarlo un ratito. 

Generalmente ellos están “modo explorador” así que no querrán estar en brazos mucho tiempo. En conclusión, es necesario que fomentes su desarrollo físico al motivarlo a caminar varias veces a la semana. Ten paciencia y verás que poco a poco la silla de paseo será cosa del pasado.

Lidia Ariza Aguado
Licenciada en Ciencias de la Información, periodista especializada en salud, nutrición y bienestar, desde hace años escribo intentando ofrecer informaciones que resulten amenas, interesantes y útiles.

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otros artículos relacionados