Vivir cerca de un bosque es bueno para tu cerebro

Las grandes ciudades han comenzado a ser un escenario muy común para la vida cotidiana de los seres humanos, por lo que una gran mayoría de la población ha nacido en ellas o se ha visto obligada a comenzar una vida cotidiana, pero ¿qué beneficios puede tener vivir en el bosque? Continúa leyendo este artículo para averiguarlo.

Vivir en la naturaleza en España

España es un país que ha avanzado mucho a lo largo de su historia, por lo que no es nada difícil toparnos con grandes ciudades que son completamente hermosas pero que a su vez, están llenas de ruido y estrés, lo cual puede llegar a afectar nuestra salud de manera negativa si no sabemos sobrellevar bien ese estilo de vida.

Una de las ventajas de este país, es que vivir en la naturaleza en España es completamente posible, puesto que a pesar de que posee grades ciudades en su territorio, también tiene pueblos que se encuentran muy cerca de diversos paisajes naturales, lo cual les otorga ese aire y clima rústico muy diferente al de una gran ciudad.

Vivir en la naturaleza en España puede que no sea una tarea súper difícil pero tampoco es algo que se vuelva muy fácil, debido a que estamos en una etapa de la historia en la que muchas personas dependen de las nuevas tecnologías en su estilo de vida cotidiano y, el hecho de vivir en un ambiente rústico, puede resultar muy aislante.

¿Cómo afecta a nuestro cerebro vivir cerca de la naturaleza?

Según unos estudios realizados por el instituto Max Planck para El Desarrollo Humano, se determinó que las personas que llevan un estilo de vida citadino son más propensas a padecer enfermedades psiquiátricas debido al estrés que les roda cada día.

En el caso de la actividad cerebral de aquellas personas que poseen una vida más rural, se pudo observar que al llevar una vida más plena logran evitarse las enfermedades causadas por el estrés a un nivel inimaginable.

El hecho de vivir en el bosque puede resultar completamente benéfico para aquellas personas que han estado gran parte de su vida en una ciudad, por lo que se recomienda realizar retiros durante las temporadas vacacionales para así darle una oxigenación al cerebro y que su actividad cerebral no se vea negativamente afectada por el estrés de la cotidianidad citadina.

Efectos positivos de la naturaleza en nuestras vidas

Como ya hemos mencionado, el hecho de estar rodeaos de la naturaleza, es sumamente beneficioso para nuestra salud mental  por lo que no importa cuál sea la edad del bosque o los años que llevemos en él, lo importante es que le demos una oportunidad a dicho ambiente para que nos haga sentir mejor.

A continuación te diremos algunos de los beneficios que puede traernos vivir en un ambiente completamente rural, lejos de los estruendos de las ciudades:

  • Estar en contacto con la naturaleza ayuda considerablemente a incrementar la autoestima y el ánimo, por lo que es perfecta para combatir la depresión.
  • Si te consideras una persona que se irrita con facilidad, tomar aire fresco con regularidad puede ayudarte a bajar los niveles de estrés y a comenzar a controlar tu ira.
  • El ambiente tranquilo que ofrece el espacio natural ayuda a que las personas alcancen niveles concentración mucho más efectivos.
  • Respirar aire fresco puede llegar a ayudarnos a combatir las alergias e infecciones puesto que no nos encontraremos expuestos a la cantidad de químicos que se encuentran en las ciudades grandes

Sin duda alguna, pensar en realizar un retiro, ya sea vacacional o de jubilación, a un espacio más rural es una gran opción si lo que queremos es obtener un poco más de salud mental en nuestras vidas.

4.5 (90%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *