origen-botella-vino
Sociedad

¿Cuál es el origen de la botella de vino?

El vino, es uno de los licores más consumidos alrededor del mundo, incluso desde tiempos remotos, era muy apreciado, de hecho, lo fue antes de la aparición de las botellas que posteriormente serían utilizadas para su conversación ¡increíble! ¿Cierto? pero, ¿Cómo se almacenaba el vino en la antigüedad?

Estas bebidas eran almacenadas en “barricas” o barriles y en tiempos más antiguos eran guardados en ánforas de arcilla, un recipiente que se utilizaba también en el antiguo Egipto, y civilizaciones romanas.

No obstante, en el siglo XVII se popularizó aún más, y dio paso a convertirse en un producto selecto, el cual era utilizado en celebraciones importantes. Con variedad de colores, modelos y sabores, esto vinos pueden ser conservados perfectamente en recipientes o botellas de vidrio.

Pero, ¿Alguna vez te has detenido a pensar, ¿cuál fue el verdadero proceso que llevó al vino a ser almacenado en botellas de vidrio? Para conocer un poco la historia de las botellas de vino, primero debemos conocer sus verdaderos inicios:

Orígenes del vino

Para saber la historia de cómo la botella de vino llegó a ser importante en la conservación, debemos viajar en el tiempo y remontarnos a la época en la que el ser humano descubrió por primera vez el vidrio soplado. Cuyos responsables de este descubrimientos fueron los fenicios en el siglo I a. C un periodo de la época romana, procurando la necesidad de conservación de esta bebida.

Ya que, al estar expuesto a la intemperie el vino tiende a oxidarse dándole un sabor diferente, por lo que se debía tomar pronto. A su vez, los elementos de almacenamiento del vino descritos anteriormente, no lo conservaban por mucho tiempo.

¿Qué sucedía si un vino no se consumía en un determinado periodo? En tiempos pasados cuando no existía este invento revolucionario como es el vidrio, el vino era almacenado en vajillas o recipientes que no eran aptos para ser conservados por mucho tiempo, ya que, las impurezas lo tornaban de color un poco repulsivo y con un sabor desagradable.

Con la aparición del vidrio, se abrieron nuevas ventanas en cuanto al uso de este nuevo material, ya sea, en la elaboración de objetos que facilitaran de alguna forma la vida de las personas, una de ellas fue la invención de la botella de vino.

Fue hasta principios del siglo XVIII que esta botella se popularizó, con un aspecto muy diferente al que hemos visto hoy en día.

¿Sabes cómo era la forma de la primera botella de vino? Ten por seguro que no era nada parecida a la popular botella de nuestros tiempos. La mejor manera de fabricar estas botellas en la antigüedad era dándoles un aspecto mucho más redondo y menos alargado, ya que, era más fácil de fabricar con esta forma, implementando la técnica del vidrio soplado.

Además de su aspecto redondo, su capacidad era muy diferente a la de la actualidad, como no existía un molde para fabricar cada una de las botellas exactamente iguales, estas variaban un poco, pero lo que sí era constante es que para la elaboración de cada una de ellas se utilizaba una cantidad total de 1 kilogramo, dándoles una capacidad entre:  700 y 800 ml.

Características de una botella de vino

Ya conoces el origen del vidrio y como este dio paso a grandes descubrimientos como la invención de las botellas de vidrios como método de almacenamiento del vino, pero también debes conocer algunas de las características principales de estas botellas:

El color

Generalmente estas botellas se presentan de color verdoso, aunque se deba a estética, estas botellas también tienen ese color por otra razón. El color verdoso tiene la función de proteger el líquido durante su añejamiento, ya que, el vino es fotosensible y con esto se dio a la conclusión que resiste más la conservación con este color, ya que, interrumpe las radiaciones ultravioletas. Todo un descubrimiento asombroso.

El corcho

En la antigüedad las botellas de vino solían ser tapadas utilizando tacos de madera con fibra aceitada, pero estudios realizados por un monje demostraron que esta forma de tapar el vino era precaria, dando paso así al descubrimiento del corcho del alcornoque, invento que ha permanecido hasta nuestros días.

La capacidad

La capacidad máxima de estas botellas de vino estaba entre los 700 y 800 ml, no obstante, para los años 70, el comercio del vino se hizo más fuerte y dio pie a que grandes potencias establecieran un tratado internacional donde se consideraba como medida estándar para el comercio la capacidad de 750ml.

¿Cómo el vidrio conserva al vino?

En la antigüedad, el vino no era elaborado para ser conservado, era utilizado principalmente para las celebraciones importantes. Aunque el periodo de conservación de forma natural del vino es de aproximadamente 8 meses.

Es cuando a finales del siglo XV se evidenciaron los primeros métodos de conservación, viendo en las botellas de vidrio una gran alternativa, método que aún se ha implementado en la actualidad, pero con la diferencia que estas técnicas de conservación han mejorado con el transcurrir del tiempo, ofreciéndoles a las personas la mejor calidad de vino.

Vinotecas y como conservan el vino

Todas las personas amantes del vino disfrutan beber una copa estando en compañía o totalmente solos como forma de relajarse, su color, su olor y por supuesto su sabor se debe a la buena conservación.

Es por ello que se han construido lugares en los que pueden ser almacenados, denominados vinotecas. Estructura cuya función es conservarlo cumpliendo con todas las normativas establecidas, manteniendo su temperatura.

En algunos casos estas vinotecas disponen de dos temperaturas reguladas, la primera de ellas es en la parte inferior con una temperatura de 10 grados.

Es importante mencionar, que la conservación del vino debe realizarse colocando las botellas en posición horizontal y en un lugar fresco y oscuro. Acción que permite que la bebida mantenga su exquisito sabor.

El vino es sinónimo de elegancia, por ello es común verlo en celebraciones muy importantes y/o en reuniones de damas y caballeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *