Tecnología

¿Cómo hacer un avión teledirigido casero?

El número de aviones teledirigidos disponibles en el mercado es cada vez mayor, sin embargo, es posible que los drones que se ofrecen actualmente no se adapten a sus necesidades individuales.

Afortunadamente, puedes construir tu propio avión teledirigo desde cero y crear un aparato único y personalizado que se adapte a tus necesidades.

Independientemente de si buscas el compañero de carreras de drones definitivo o un dron que pueda soportar todos los elementos, empezar desde cero te permite crear el dron ideal para ti, ¡y también es gratificante! Descubre cómo construir un dron paso a paso en esta guía.

¿QUÉ NECESITARÁS PARA HACER UN DRON?

Las herramientas que necesites dependerán en gran medida del tipo de avión teledirigido que quieras construir, sin embargo, hay algunos componentes clave que todos los drones requieren. Estos incluyen:

  • Motores
  • Control electrónico de velocidad
  • Controlador de vuelo
  • El marco del dron
  • Hélices
  • Baterías
  • Conectores
  • Cámara (si quieres construir tu propio avión teledirigido)
  • Gimbal
  • Una plataforma de montaje
  • Una tarjeta micro SD
  • Un receptor RC

Haciendo tu avión en casa

Ahora que tienes las partes, es hora de ponerlas todas juntas! ¿Te crees capaz de crear un Z51 predator? Continúa leyendo para descubrir cómo construir un avión teledirigido:

CONSTRUIR UN ARMAZÓN

Puedes usar los materiales que quieras para construir el armazón del avión teledirigido, pero asegúrate de escoger materiales que puedan sostener la estructura y la forma, como la madera, el plástico o el metal.

En el caso de un Dron, tendrás que hacer el armazón en forma de X, y cada hélice irá en cada punto de la X.

ENSAMBLAR LOS MOTORES

Para este paso, tendrás que hacer agujeros en tu marco para los motores. Luego, fije el motor al marco con tornillos y un destornillador.

Si estás construyendo un avión teledirigido a partir de un kit, verás que los motores vienen con soportes que te facilitan su fijación al armazón.

MONTA TUS REGULADORES ELECTRÓNICOS DE VELOCIDAD (ESCS)

Después de conectar los motores, necesitarás conectar tus ESCs a la parte inferior de la estructura de tu avión teledirigido. Esto liberará más espacio para que se añadan otros componentes en la parte superior.

FIJAR EL TREN DE ATERRIZAJE

Tendrá que acoplar el tren de aterrizaje a su avión teledirigido para absorber el choque cuando aterrice en tierra firme. ¡Esto le ayudará a evitar costosas reparaciones y accidentes con su avión teledirigido!

Asegúrese de optar por un material que sea flexible y fuerte, como el plástico, para que absorba el impacto y no se rompa.

AÑADE TU CONTROLADOR DE VUELO

Un controlador de vuelo es esencial para cualquier avión teledirigido. Esto permite permanecer estable durante el vuelo, y dar sentido a todos los cambios en el viento.

Puedes hacerlos tú mismo, pero es más fácil conseguir un controlador listo para usar si es la primera vez que construyes un avión teledirigido desde cero.

Una vez que hayas encontrado el controlador adecuado, debes montarlo en el avión. Asegúrate de colocar un trozo de esponja debajo del mando para reducir las vibraciones del avión teledirigido.

CONECTAR EL PILOTO LIBRE

El software ‘LibrePilot’ te permite controlar y probar los UAVs, sin embargo, tendrás que conectar tus ESCs al controlador de vuelo y también conectar tu avión teledirigido al control remoto primero. Necesitarás encontrar un tutorial en línea para tu controlador de vuelo específico para este paso.

Una vez que hayas hecho esto, puedes conectar LibrePilot a tu avión teledirigido y comprobar que todo funciona a través del software.

LLEVA A TU AVIÓN A DAR UNA VUELTA!

Ahora que todo el trabajo duro está hecho, es hora de llevar tu avión teledirigido a dar una vuelta! No te olvides de elegir un espacio abierto, libre de edificios, multitudes y aviones para evitar cualquier incidente desafortunado.

Opta por una caja de espuma personalizada para alojar tu avión teledirigido y sus valiosos componentes para mantenerlo a salvo y en buen estado, vayas donde vayas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *